Notas Informativas

LA FEDERACIÓN EUROPEA DE PROTECCIÓN PASIVA (EAPFP) PIDE NORMALIZAR LA INGENIERÍA CONTRA INCENDIOS

4/02/2014

La Federación Europea para la Protección Pasiva contra Incendios (EAPFP) está liderando una campaña para incitar a que se eleven los estándares de calidad en ingeniería de seguridad contra incendios en toda Europa, debido a la inquietud de que esta disciplina se utiliza a menudo por algunos ingenieros para reducir los niveles de protección en lugar de garantizar la seguridad contra incendios adecuada para los edificios. La campaña de la EAPFP, federación a la que pertenece TECNIFUEGO-AESPI y cuyo presidente es Vicente Mans, se centra en la necesidad de garantizar una formación adecuada en ingeniería de seguridad contra incendios y una supervisión del trabajo de los ingenieros de esta especialidad. Para ello, se proponen planes de desarrollo profesional continuado; y una demanda de mejoras en la verificación de las estrategias de ingeniería contra incendios en la etapa del diseño de un edificio. Asimismo, se insiste en la importancia del mantenimiento continuo y la verificación de la adecuación de las instalaciones durante toda la vida de un edificio. En este sentido, el presidente EAPFP, Vicente Mans declaró que “Si bien está claro que la ingeniería del fuego tiene un papel cada vez más importante a medida que se crean y construyen edificios más innovadores y complejos, debemos estar seguros de que el abandono de la prescripción exclusivamente a la ingeniería contra incendios, no es una excusa para restar valor a la ingeniería en general”. Mans llamó la atención sobre algunos aspectos que se deben corregir: “Las soluciones ofrecidas por las ingenierías de seguridad contra incendios se utilizan a menudo para diseñar “a la baja” los niveles de protección dentro de un edificio. Además, se da otro tema preocupante, que es no respetar la prescripción de los materiales de alta calidad establecidas en un diseño previo, que a veces durante la construcción son sustituidos por productos más baratos, pero que no tienen los niveles de reacción o resistencia al fuego adecuados”. Por ello, EAPFP cree que existe el peligro de que muchas de las construcciones modernas de hoy en día no sean suficientemente seguras, por no haber seguido unos parámetros adecuados en cuanto a la protección en caso de un incendio. Por su parte, el vicepresidente de EAPFP, Joric Witlox explicó que: " La ingeniería de seguridad contra incendios se basa en suposiciones y modelos matemáticos, pero el desarrollo de un incendio y el comportamiento de las estructuras frente al fuego no siempre se puede predecir. En ingeniería se utilizan normas y modelos virtuales para simplificar la realidad, sin embargo, a menudo se observa que las curvas de fuego estándar no predicen lo que puede suceder. En muchos casos, tales soluciones introducen más incertidumbres, aumentando el nivel de incertidumbre del resultado final. La EAPFP cree que el fuego no es predecible, y por ello, nunca debe ser modelado sin los datos adecuados de ensayos del fuego, realizados por un organismo de certificación autorizado. Sólo entonces podrán los modelos y cálculos ofrecer conclusiones creíbles. La Federación cree que la formación continuada de los ingenieros de seguridad contra incendios, que les permita mantener e incrementar sus conocimientos y habilidades, es de vital importancia. Por ello, recomienda que esta práctica de formación continua sea algo accesible y que forme parte de la vida laboral de los ingenieros de incendios. Del mismo modo, es importante verificar la sistemática de trabajo de la ingeniería de seguridad contra incendios, ya que es una disciplina relativamente nueva, y los métodos y materiales de construcción evolucionan muy rápidamente, integrando nuevas soluciones y tecnologías que el ingeniero debe conocer íntegramente. Witlox mencionó que "Si bien en la mayoría de los estados europeos, los ingenieros de seguridad contra incendios deben tener una licenciatura o máster universitario, no se da formación práctica, porque no es un requisito que se necesite para la certificación de formación académica. Un ingeniero del fuego profesional debe ser capaz de demostrar su experiencia en una amplia gama de disciplinas de la dinámica de los incendios teóricos y modelos de comportamiento humano, así como el conocimiento de todos los sistemas de protección activa y de protección pasiva disponibles y su actuación en caso de incendio.” Así, desde EAPFP se aconseja que cada país miembro debe instaurar un nuevo requisito a los ingenieros de incendios, un certificado que demuestre un desarrollo profesional continuo, y que sus habilidades profesionales son una combinación adecuada entre los conocimientos académicos y la experiencia y la formación en el puesto de trabajo. Este reconocimiento oficial de la experiencia, se podría realizar a través de la introducción de los sistemas de certificación, como el esquema de VLAREL, propuesto en Bélgica, un esquema de registro que se exigirá a los profesionales para solicitar un permiso para trabajar y cumplir con estrictas prácticas de trabajo. El director técnico de EAPFP, Niall Rowan, justifica la exigencia de esta forma: “Los ingenieros de incendios a menudo reducen el nivel de protección contra incendios instalado en un edificio mediante el uso de modelos de fuego para demostrar que cualquier incendio en el edificio será menos grave que la curva de la ISO, por ejemplo, y por lo tanto, se necesita un nivel de protección inferior. El uso de estrategias alternativas, tales como la ventilación de evacuación de humos, la gestión de la seguridad contra incendios y la implementación de una estrategia de fuego también se usa comúnmente para justificar la eliminación o degradación de la compartimentación. Pero cualquier cambio en el uso del edificio, el diseño, el contenido o los materiales de construcción puede tener graves consecuencias en la estrategia de la ingeniería contra incendios, que puede hacer variar mucho la instalación de los sistemas de protección o el aumento de la carga de fuego”. En muchos países europeos, su legislación en materia de construcción les exige que al acabar un edificio, se la autoridad local la que certifique y firme la conformidad. Sin embargo, EAPFP plantea que la formación y la experiencia de estos organismos de control a veces no pueden hacer frente al proyecto de una ingeniería contra incendios por ser demasiado complejo y no poderse especificar ni comprobar que lo que se ha instalado es lo que refleja el proyecto. Ahondando en ello, Witlox alerta del aumento de auditorías e inspectores de protección contra incendios que no tienen la formación ni la experiencia necesarias. Y esto es debido a que no hay normas EN para los auditores e inspectores de protección contra incendios. Cualquier persona puede llamarse a sí mismo especialista en seguridad contra incendios. Por esta razón, desde EAPFP se reclama una mayor regulación de la profesión de la ingeniería de seguridad contra incendios, respaldada por las mejoras en la formación de los ingenieros del fuego, incluida la certificación normalizada de la profesión. www.eapfp.com

Participación en organismos:
Nacionales:
Internacionales: